No confundas cultura empresarial con el café gratis

Todos hemos oído hablar de compañías que ofrecen beneficios divertidos y modernos como café gratis, mesas de ping-pong, un gimnasio y una política que permite a los trabajadores llevar a sus mascotas al trabajo. Muchas organizaciones creen que la incorporación de estos tipos de beneficios creará el tipo correcto de cultura de trabajo deseable y dará como resultado trabajadores altamente productivos.

Pero aquí está el problema. Las ventajas y los beneficios no son lo mismo que la cultura corporativa y no necesariamente incentivan a los empleados.

¿Por qué las empresas confunden cultura con beneficios?

“Creo que esto sucede porque los empleadores utilizan las ventajas como soluciones de curita en ausencia de una cultura de trabajo saludable”, según Randy Grieser, fundador y CEO de ACHIEVE Center for Leadership & Workplace Performance, y coautor de “The Culture Question”.

Estas iniciativas se utilizan para incentivar a los candidatos y empleados, en el convencimiento de que los beneficios adicionales ayudan a que sus organizaciones sean excelentes lugares para trabajar y que, como resultado, atraerán y retendrán a empleados talentosos, motivados y productivos.

Si bien este tipo de ventajas pueden usarse para crear organizaciones más divertidas y productivas, lo cierto es que no son realmente necesarios para atraer empleados productivos y comprometidos que disfruten de su trabajo y sean leales a la organización. En cambio, las empresas deberían centrarse en construir el tipo correcto de cultura.

Una cultura saludable en el lugar de trabajo es el factor más importante que influye en la felicidad, las relaciones laborales y la satisfacción laboral. Para ser claros, la cultura corporativa incluye los valores, actitudes, estándares y creencias compartidos que caracterizan a una organización.

Una de las razones por las que las empresas creen que los beneficios pueden crear la cultura adecuada en el lugar de trabajo e incentivar a los empleados es porque escuchan constantemente sobre los beneficios que ofrecen algunas de las compañías más grandes y exitosas del mundo.

Sí, Google ofrece comida y cortes de cabello gratis, mesas de ping-pong, servicio de conserjería, personal médico en el lugar y salas en las que los empleados pueden descansar y ver películas … pero esta no es la razón de la alta productividad de los empleados.

Lo que funciona en empresas como Google

En realidad, las prácticas en la gestión de la compañía son en gran parte responsables de sus altos niveles de productividad. Podemos enumerar tres factores en particular:

Un proceso de selección estricto y muy sólido

Google recibe más de 3 millones de solicitudes de empleo por año.

La compañía utiliza un proceso de selección basado en competencias muy sólido para identificar y contratar solo a candidatos que muestran niveles muy altos de competencias clave necesarias para implementar los objetivos estratégicos de la compañía. Junto con el nivel requerido de experiencia específica en el trabajo, las nuevas contrataciones también deben demostrar el trabajo en equipo, el liderazgo, la resolución de problemas y otras habilidades.

Equipos autogestionados

Google asigna empleados para que trabajen en equipos autogestionados. Estos son grupos de trabajo autodirigidos a los que se les otorga un alto nivel de autonomía y control sobre los proyectos.

Este nivel de autogobierno fomenta la resolución de problemas y la innovación ascendente, y los empleados trabajan en proyectos desafiantes que pueden ayudarles a desarrollar nuevas habilidades.

Inversión en el desarrollo de liderazgo

Google también hace que el desarrollo de sus líderes sea una prioridad. Esto es fundamental porque, debido al concepto de equipos autogestionados, los líderes de Google desempeñan un papel significativamente diferente que los líderes de otras compañías. No están ejerciendo poder ni control para implementar los objetivos de la compañía.

Su función es ser un entrenador y un mentor que crea oportunidades de desarrollo, lo que garantiza que los empleados entiendan sus funciones y tengan todos los recursos que puedan necesitar para completar proyectos.

Cómo transformar tu lugar de trabajo

Si bien no necesariamente debemos imitar los beneficios de Google, hay mucho que aprender del enfoque de la empresa con respecto a los empleados y a la gestión.

Todos los beneficios en el mundo no compensan el hecho de tener un jefe que trata mal a su equipo. Si bien es cierto que los almuerzos gratuitos y las oficinas que admiten mascotas son agradables, a largo plazo, no contribuyen a crear un gran lugar de trabajo. Una manera mucho mejor de determinar qué hace que un lugar de trabajo sea excelente es la cultura.

Si el lugar de trabajo no es saludable, probablemente tengamos una alta rotación; una fuerza de trabajo improductiva, no comprometida; y como resultado, la salud mental y el bienestar de los empleados sufren.

Hay seis elementos que pueden ayudar a crear una gran cultura en el lugar de trabajo:

Comunicar los objetivos y valores

¿Todos los que trabajan en tu empresa conocen y entienden los objetivos y los valores de la compañía? Una vez conocidos, concéntrate en ayudar a los empleados a conectar su propio trabajo con las metas de la organización.

Ofrecer un trabajo significativo

¿Cuánta atención hemos prestado para asegurarnos de que todos tengan un trabajo significativo? Las organizaciones deben encontrar los verdaderos talentos de cada persona y brindarles un trabajo que se base en esos talentos y les brinde una sensación de satisfacción.

Enfocar al equipo de liderazgo en las personas

¿Son los líderes de tu organización suficientemente conscientes del impacto que tienen en su equipo? Debemos enfocarnos en enseñar a los líderes a preocuparse por las personas, apoyándolos en su trabajo y brindando niveles saludables de responsabilidad.

Construir relaciones significativas

¿Qué tan fuertes son las relaciones en el lugar de trabajo? Las organizaciones deben centrarse en crear un entorno en el que las relaciones puedan crecer y las personas puedan conectarse entre sí a través de los equipos.

Crear equipos de alto rendimiento

¿Qué tan bien las personas trabajan juntas en entornos de equipo? Los lugares de trabajo deben centrarse en ayudar al personal a colaborar entre sí, a construir la diversidad en equipos y capitalizar la inteligencia colectiva.

Practicar la gestión constructiva de conflictos

¿Qué tan capacitados están los empleados y líderes cuando se trata de manejar conflictos? Las organizaciones deben enfocarse en capacitar a las personas para resolver las diferencias de manera rápida y directa.

Como conclusión, podríamos decir que la cultura organizacional es un bien intangible de la empresa, que se sirve de recursos materiales para desplegar su influencia.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

 

 

Directora de Consultoría de RR. HH. en Human Performance.

Te invito a visitar mi perfil completo.

Deja un comentario