¿Mapas de talento? Mejor, mapas de experiencia

Siempre hay algo en la manera de desarrollar el talento en las organizaciones que no gusta a todos los involucrados. La dirección se siente frustrada por las costosas inversiones que producen resultados cuestionables. Los gerentes se sienten frustrados porque los procesos de desarrollo son complejos y aportan poco valor. Los empleados se sienten frustrados porque las empresas les facilitan pocas ideas prácticas sobre cómo desarrollar sus capacidades.

Estas frustraciones se suman a unas necesidades corporativas cambiantes, unos ciclos económicos impredecibles y un modelo de trabajo cada vez más basado en proyectos que cuestiona si las empresas deberían invertir en el desarrollo del talento.

Ante estos desafíos, puede ser útil reflexionar sobre tres hechos clave:

  • Primero, sabemos que talento “de mejor calidad” – pensando en términos de roles clave – ofrece mejores resultados comerciales. Esto implica que hay un valor potencial en las actividades que mejoran la calidad del talento Por supuesto, ese valor debe medirse frente al esfuerzo que la actividad requiere.
  • Segundo, sabemos que nuestro cliente – el equipo directivo – quiere talento comprobado, efectivo y disponible ahora.
  • Tercero, sabemos que las experiencias aceleran el desarrollo y demuestran las capacidades de un líder. Si se aplican correctamente, las experiencias pueden facilitar el desarrollo del talento más rápidamente.

Estos hechos combinados sugieren una solución directa para mejorar el desarrollo del talento: facilitar experiencias poderosas utilizando el proceso más eficiente posible. Sencillo, ¿no?

Pasar de Competencias a Experiencias

Lamentablemente, a pesar del reconocimiento generalizado de que las experiencias aceleran el desarrollo, pocas son las empresas que las utilizan como marco de referencia para el desarrollo. En cambio, gerentes y empleados siguen luchando con modelos de competencias complejos y difíciles de aplicar.

Esos modelos conducen generalmente a planes de desarrollo basados en la formación. En la mayoría de las ocasiones, no se priorizan qué capacidades son más valiosas para la empresa, por lo que los esfuerzos de desarrollo están a menudo mal dirigidos. No encajan fácilmente en un marco de carrera más amplio, y los empleados no entiende cómo el desarrollo de hoy contribuye a su crecimiento profesional futuro.

En resumen, los enfoques de competencia típicos no ayudan a los gerentes a acelerar el desarrollo o a proporcionar a los empleados una guía para la gestión de sus carreras. Se necesita una solución fundamentalmente diferente si queremos desarrollar el talento de una forma más rápida.

El mapa de experiencia

Un enfoque basado en la experiencia puede ser más eficiente, y facilitar el camino para el desarrollo del talento. La pregunta que nos debemos hacer es: ¿cuál es la forma más fácil de ayudar a los gerentes y a los empleados a desarrollar rápidamente nuevas capacidades?

Un mapa de experiencia acelera el desarrollo definiendo las experiencias específicas
necesarias para tener un rendimiento excelente en un rol o función. Describe los resultados que alguien debe demostrar para probar la competencia (por ejemplo, crear una estrategia para una unidad de negocio de $ 50M; implantar los estándares ISO9001 en una fábrica) mientras que un modelo de competencias solo describe los precursores de ese resultado (por ejemplo, es un pensador estratégico; entiende la administración de la fábrica).

Un mapa de experiencia no debe ser una lista exhaustiva de capacidades o una descripción del trabajo. Por el contrario, debe describir las experiencias clave necesarias para crecer o para evaluar la propia competencia. Por ejemplo, una Experiencia de Recursos Humanos muestra las experiencias centrales que contribuyen a ser completamente competente en gestión del talento, adquisición de talentos, compensación y relación con los negocios.

El mapa también muestra experiencias “en prueba” donde un gerente demuestra su capacidad para aplicar sus principales experiencias en diferentes escenarios. Por
ejemplo, un HR Business Partner que ha demostrado su éxito en un entorno de crecimiento le podemos proponer el mismo desafío funcional en un entorno de cambio.

Las experiencias “en prueba”, además de evaluar a la persona, le permiten demostrar el potencial para moverse a roles más retadores.

Demostrando lo prometido

Las empresas están descubriendo que un mapa de experiencia hace más fácil planificar y gestionar el desarrollo de una carrera.

Los mapas de experiencia pueden crearse realizando entrevistas con los directivos de cada área o negocio y el responsable de recursos humanos de la división correspondiente. Las entrevistas proporcionan información sobre las experiencias críticas que definen el éxito de cada rol.

Los beneficios inmediatos son evidentes. Todos están mucho más involucrados en la planificación del desarrollo. Es más práctico porqué los gerentes pueden hablar desde su propia experiencia. Supone algo de esfuerzo romper con algunas presunciones tradicionales, como por ejemplo asumir que el desarrollo debe ocurrir en un ciclo anual.

Por qué funcionan

Los mapas de experiencia facilitan el desarrollo del talento porque son:

  • Fáciles de entender: mientras que las competencias pueden percibirse como algo abstracto, las experiencias son reales, tangibles y familiares. “Crea una estrategia para un negocio de $ 50M” es más fácil de comprender que “Aumenta tu capacidad de pensamiento estratégico del nivel 2 al nivel 3”.
  • Fáciles de evaluar: es sencillo evaluar qué experiencias ha tenido alguien y cuáles necesita. Dado que las experiencias son tangibles y observables, evaluar su finalización es mucho más objetivo que evaluar el progreso contra una competencia.
  • Centrados en los resultados: los mapas de experiencia describen los resultados reales que se deben lograr, no los comportamientos o habilidades que preceden a un resultado. Como una analogía, los mapas de experiencia describen el pastel terminado; los modelos de competencia describen los ingredientes.
  • Guías prácticas de carrera: los mapas de experiencia proporcionan información específica sobre lo que se necesita para avanzar en una organización.

En busca de una nueva solución

Sabemos que, a mejor desarrollo de talento, mejores resultados comerciales. Sabemos que las brechas en habilidades críticas existen y dificultan cubrir trabajaos que requiere niveles altos de competencias. Lamentablemente, la complejidad de las bienintencionadas soluciones de desarrollo tradicionales hace que en muchas ocasiones no resulten útiles para contar con el talento que necesitamos en cada momento.

Los mapas de experiencia proporcionan una nueva alternativa para acelerar el desarrollo del talento. Son fáciles de entender y de aplicar, pueden responder a los desafíos de desarrollo de talento que a veces limita el crecimiento corporativo,

Cambiar el “discurso” puede marcar la diferencia. Pasar de “qué desarrollo necesitas” a “qué experiencias necesitas”, puede suponer un salto en la calidad de las conversaciones de desarrollo.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

 

 

Deja un comentario