Los 7 pilares de una Universidad Corporativa

Hay quien piensa que una Universidad Corporativa es solo un cambio de nombre de “lo de siempre”, la función de formación. Puede que algunas implementaciones pobres den cierta credibilidad a esta teoría, pero realmente no hace justicia a las muchas universidades corporativas exitosas que han estado funcionando desde los años 50 y que actualmente alcanzan las 2.000 en todo el mundo.

No hay una universidad corporativa tipo, ni mucho menos podemos hablar de un modelo a seguir. Todas son diferentes, aunque muestren aspectos en común, porque cada organización tiene realidades diferentes. Sin embargo, hay algunos factores de éxito comunes a cualquier universidad corporativa:

1. Establecimiento de la estrategia

La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿Por qué? ¿para qué la necesitamos? ¿qué va a hacer? ¿cuáles van a ser sus objetivos? Estas preguntas deben llevarnos a la formulación de una estrategia.

Debemos tener claro hacia dónde vamos, articulándolo a través de una declaración de misión, y necesitamos alinear nuestra estrategia con las estrategias de negocio existentes.

El proceso de establecer una estrategia es una oportunidad para involucrar a tantos como sea posible, para que puedan entender mejor la necesidad, y empiecen a sentirse parte de ello. Es una primera oportunidad para mostrar cómo una universidad corporativa aporta valor.

2. Planificación del proyecto

La configuración y establecimiento de una universidad corporativa es un proyecto; o una serie de proyectos. Poner en marcha ese proyecto y gestionarlo es el segundo pilar. El plan de proyecto debe tener en cuenta el equipo disponible y los recursos, y cómo vamos a desplegarlos. Debería seguir una serie de hitos cuidadosamente planificados. Hay que evaluar el riesgo asociado a cada uno de los hitos y prever planes de contingencia si algo sale mal. Un plan de proyecto es un medio para compartir información sobre el progreso, y ayuda a mantener la confianza de todos en el proyecto.

3. Marca

El tema de la marca puede ser fácilmente subestimado Se trata de mucho más que simplemente asignar un nombre y diseñar un logo. Es una oportunidad para reforzar la imagen corporativa y sus valores, y posicionar el aprendizaje de tal manera que se entienda como parte del propósito estratégico de la organización.

La universidad corporativa puede convertirse un vehículo para generar una cultura de aprendizaje, puede articular un propósito formativo para el negocio; y puede ayudar a hacer de la organización un lugar atractivo para trabajar, atraer al mejor talento, y fomentar su desarrollo continuo. La marca de la universidad corporativa debe vincularse naturalmente con la marca corporativa, siguiendo el mismo estilo visual. La marca debe figurar en todo asociado a ella, desde la aplicación Formas a los certificados. Debería elevar el perfil de la universidad corporativa, y del aprendizaje en general.

4. Infraestructura

La infraestructura para poner en marcha una universidad no es una tarea pequeña. Se necesitan muchos sistemas y procedimientos, y el truco será mantenerlos simples e intuitivos, y evitar volverse innecesariamente burocrático. La infraestructura debe responder a las necesidades de toda su población potencial y a la demanda de todas las actividades que se planifiquen.

Se necesita contar con un presupuesto, y un plan de recursos, y toda la planificación de gestión necesaria para una iniciativa de este tipo. Deberán establecerse las distintas modalidades de aprendizaje que se quieran ofrecer y cómo se integrarán. Deberemos configurar los sistemas de apoyo a los alumnos, tanto presenciales como online. Necesitaremos documentar los procesos de solicitud, inscripción, criterios de selección y evaluación, convenios con instituciones y muchos otros. Puede que no necesitemos reproducir exactamente la colosal infraestructura de una universidad académica, pero sí necesitaremos muchas de las cosas que tienen ellas.

5. Plan de estudios

Desarrollar un currículo es el cuarto pilar. Es necesario definir el alcance de lo que enseñará la universidad; necesitas definir una gama de cursos (y otras iniciativas de aprendizaje), sus objetivos de aprendizaje, y cómo se facilitarán. Esto no significa que haya que tenerlo todo hecho desde el principio, pero hay que tener unos contenidos iniciales, tal vez los contenidos más representativos, ejemplos de lo que podemos esperar en el futuro.

6. Programas de aprendizaje y apoyo

¿Qué tipo de aprendizaje proporcionará la universidad corporativa? Hay que tener en cuenta no solo el contenido, sino también la forma en que se distribuirá. Como mínimo, una universidad corporativa debería incluir: instalaciones para cursos presenciales, lo que le da una presencia física; una presencia digital, incluyendo cursos online y recursos de aprendizaje online; enlaces a otros enfoques de aprendizaje, especialmente el coaching y aprendizaje en el puesto de trabajo; y potencial para más, como innovadores métodos de aprendizaje.

Hay que pensar mucho en cómo se apoyará a los estudiantes. Necesitará un grupo de tutores, formadores y otros roles de apoyo; y los gerentes necesitan entender su papel de apoyo también. Sin una fuerte red de personas que puedan apoyar a los alumnos, su aprendizaje estará comprometido, y el éxito de la universidad estará en peligro.

7. Asesoramiento y acreditación

Por último, hay que pensar en asesoramiento y acreditación. Es importante construir asociaciones para asegurar la sostenibilidad de la universidad, para contar con indicadores de éxito claros, y para ayudar motivar a los alumnos. Necesitas contar con consultores profesionales que estén constantemente actualizados y te apoyen en el desarrollo continuo de programas. Debes contar con alguna institución académica para ofrecer grados y otros reconocimientos.

En conjunto, estos siete pilares proporcionan una estructura de apoyo para apuntalar cualquier universidad corporativa, y, si es adecuadamente implementada, no solo garantizar la estabilidad, sino también proporcionar una plataforma para el futuro crecimiento y desarrollo, y el florecimiento de aprendizaje.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

Directora de Consultoría de RR. HH. en Human Performance.

Te invito a visitar mi perfil completo.

Deja un comentario