Foros, ¿para qué? - Human Performance

Foros, ¿para qué?

Implementar un foro virtual, para muchos, es algo que prestigia un curso de e-learning. De hecho, el foro es una herramienta habitual en los entornos virtuales. Sin embargo, la experiencia muestra que su empleo dista de satisfacer las expectativas de quienes lo promueven. Así lo hemos comprobado en nuestra gestión de programas e-learning y lo hemos contrastado con otras experiencias en distintos entornos.

El foro, una herramienta atractiva porque facilita el intercambio de ideas entre los participantes, suele estar más cerca del fracaso que de la expansión de todo su potencial. La plaza pública abierta para el diálogo participativo suele estar vacía y las pocas intervenciones en este espacio parecen estar más motivadas por un compromiso forzado que por un verdadero interés en compartir ideas o buscar respuestas.

Para revertir esta tendencia, parece tentador exigir a todos los participantes publicar al menos un mensaje en el foro. Así, forzar las intervenciones sería la medida más fácil para fertilizar foros desérticos. Sin embargo, esta solución es poco inteligente porque no contempla qué es un foro, su razón de ser.

Al forzar la participación en un foro, se falla confundiendo la forma con el contenido. En este sentido, tenemos que utilizar lo mejor de la tecnología, pero ajustando su uso a los objetivos formativos propuestos, y eliminar el uso de herramientas tecnológicas sin sentido.

Un foro poblado de mensajes de todos los participantes es un foro exitoso sólo de cara a las estadísticas. Pero el verdadero éxito de un foro debe medirse en la calidad de sus intervenciones y no en la cantidad mensajes publicados. ¿A quién puede interesarle treinta comentarios que se repiten variando ligeramente su formulación? Ciertamente, no a los participantes. ¿Y para quién se hace el foro? Para ellos.

Y ¿cómo se puede incentivar un debate verdadero en un foro virtual sin obligar a los participantes? La clave está en la motivación intrínseca del mensaje. Si el estudiante no está obligado a intervenir en el foro, tampoco participará por el mero hecho de que el tutor haya abierto una línea de debate. Mientras la propuesta de debate inicial en el foro no despierte el interés, sólo unos pocos publicarán mensajes.

El mensaje inicial que publica el tutor es fundamental: debe provocar que el estudiante se sienta interpelado, que desee manifestar su opinión o que le plantee una duda que necesite exponer con la esperanza de encontrar una respuesta a su dilema. Naturalmente, un mensaje de este tenor es prácticamente imposible si el curso en cuestión es, por ejemplo, sobre “Windows10” ya que será más fácil y rápido encontrar la respuesta en Google. En este caso, Foros, ¿para qué? Cabe plantearse la conveniencia de iniciar un debate virtual.

Una manera interesante de interpelar al estudiante es vincular el mensaje de apertura del foro con las tareas cotidianas del participante de manera que lo lleve a replantearse su quehacer cotidiano al relacionarlo con lo visto en el curso en cuestión. Otra forma posible de despertar interés es plantear un caso polémico en el que, por ejemplo, cualquiera de las posturas posibles conlleve dilemas éticos.

Al pensar el mensaje de apertura, también ha de tenerse en cuenta que uno de los mayores impedimentos que alegan los estudiantes para realizar satisfactoriamente la formación e-learning es la falta de tiempo. Por ello, si el mensaje de apertura del foro demanda horas de meditación para dar una respuesta, por más interpelante que sea el mensaje, persistirá el riesgo de que el foro continúe desierto.

Considerando lo expuesto, pensar el mensaje de apertura del foro es una tarea que requiere una dedicación y un esfuerzo importante pero que se justifica plenamente porque es la base de un foro exitoso si se acompaña con un seguimiento y moderación adecuados del tutor.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada

*

Suscríbete a nuestro blog

y serás el primero en recibir
los mejores contenidos en Gestión y Desarrollo del Talento