Equipos de liderazgo de alto rendimiento

Durante las últimas dos décadas, las organizaciones han sido cada vez más consciente del potencial de los equipos. El mundo se ha vuelto demasiado complejo para pensar que un solo líder individual sea capaz de cumplir con todos los desafíos y realidades del mercado a los que se enfrentan las organizaciones.

Se supone que, si puede tener a las personas adecuadas en el lugar adecuado, orientarlos en la dirección correcta y darles los recursos e incentivos adecuados, tendrá el potencial para lograr un trabajo en equipo real, alto rendimiento y agregar un valor significativo a su organización

Sin embargo, aquí debemos hacer una advertencia: si el equipo con el que trabajas es un equipo de liderazgo compuesto por “líderes de líderes”, puedes alcanzar esos grandes resultados, pero no es tarea fácil.

Nuestra experiencia nos dice que los equipos más difíciles para trabajar son aquellos cuyos miembros tienen roles de liderazgo y que no tienen bien desarrolladas las competencias de colaboración, integración y relación con el equipo de compañeros.

¿Qué es un equipo de liderazgo?

Un equipo de liderazgo es un grupo de dos o más personas que lideran organizaciones que representan diversas funciones, geografías o áreas de especialización, y están comprometidos a colaborar y hacerse mutuamente responsables para alcanzar algún objetivo organizacional significativo.

Por definición, estos líderes ocupan cargos como vicepresidente senior, jefe departamento o división, gerente de país, líder de la unidad de negocios, líder de marca o miembro del comité ejecutivo.

Son líderes de su propia función o área geográfica a los que se les ha pedido unirse y trabajar juntos para agregar valor más allá de lo que ellos y sus áreas aportan.

¿Quién debería estar en un equipo de liderazgo? En mi experiencia, el “quién” sigue al “qué”. Eso significa que, si estás contemplando formar un equipo de liderazgo, primero debes definir qué es lo que se espera del equipo, ¿qué debe conseguir?

Hay algunas preguntas clave que debes considerar si necesitas o quieres formar un equipo de liderazgo y quién debería estar en él:

  • ¿Obtendrá la organización un beneficio de valor agregado al hacer que los líderes individuales que estarán en el equipo sean mutuamente responsables de los resultados del equipo?
  • ¿Cuál será el trabajo del equipo de liderazgo?
  • ¿En qué colaborarán para tener un valor de rendimiento claro para la organización?

Desarrollo de un equipo de liderazgo

Los equipos de liderazgo deben estar alineados en su objetivo, tener una necesidad percibida de trabajar juntos para alcanzarlo y unas normas básicas comunes. Por eso es recomendable hacer un lanzamiento formal del equipo y luego dedicar tiempo a su desarrollo continuo.

Estos son algunos de los elementos clave en el desarrollo de un equipo de liderazgo:

  • Lanzar de manera formal el equipo de liderazgo
  • Establecer el acta de constitución
  • Crear una visión
  • Desarrollar los objetivos e iniciativas estratégicas
  • Aclarar las normas de actuación y los acuerdos operativos
  • Gestionar la toma de decisiones del equipo
  • Establecer comunicación y relaciones dentro del equipo

Cualidades esenciales de un efectivo Equipo de liderazgo

En una investigación realizada por Vanessa Urch Druskat y Steve Wolff, identificaron tres condiciones que son esenciales para la efectividad de un equipo:

  • confianza entre los miembros del equipo
  • sentido de identidad del equipo
  • sentido de efectividad del equipo, es decir, eficacia y eficiencia.

Podemos traducir estas condiciones a las competencias requeridas para un equipo de liderazgo de alto rendimiento:

Compromiso de responsabilidad

Capacidad de alinear al equipo de liderazgo en torno a un objetivo común y a un conjunto de metas que mutuamente asumen la responsabilidad de lograr.

Confianza

Establecer una cultura de confianza en el equipo basada en:

-Credibilidad (capacidad de tomar decisiones, entregar resultados, cumplir promesas, admitir errores y resolver problemas de forma proactiva)

-Empatía (habilidad de escuchar y comprender, no juzgar, y preocuparse y apoyarse mutuamente). 

Inteligencia emocional del equipo

Capacidad para establecer normas y priorizar las prácticas clave de liderazgo que gobiernan cómo los miembros del equipo de liderazgo quieren comportarse entre sí para maximizar su total eficacia.

Medición del éxito de equipos de liderazgo

Hay varias formas de medir el éxito de un equipo de liderazgo. El éxito debe medirse en tres áreas:

Resultados del equipo de liderazgo.

Estos pueden ser resultados finales de la organización (ingresos, beneficios, cuota de mercado, etc.), o bien resultados que facilitan la consecución de los objetivos (contactos comerciales realizados, prospectos convertidos, incremento porcentual de ventas, reducción porcentual de gastos, etc.)

Efectividad interna del equipo de liderazgo.

Para medir la efectividad del equipo deberemos centrarnos en cómo están trabajando juntos. Esto podría ser una sencilla evaluación respondiendo a preguntas como: ¿Cuáles son las 5 fortalezas de este equipo que debemos mantener? o ¿Cuáles son los 5 cambios que deberíamos hacer para ser más efectivos?

Organización del equipo de liderazgo.

Para evaluar este indicador, se deberá valorar qué iniciativas estratégicas se están diseñando para mejorar la eficacia de la organización en general.

Formar y mantener equipos de liderazgo efectivos no es fácil. Sin embargo, pueden ser un recurso crítico cuando los resultados estratégicos requieren una alineación entre organizaciones y un esfuerzo de colaboración.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

Directora de Consultoría de RR. HH. en Human Performance.

Te invito a visitar mi perfil completo.

Deja un comentario