6 Iniciativas de liderazgo que transformarán la cultura empresarial

La calidad de los gerentes y líderes de equipo es el factor más importante para el éxito a largo plazo de una organización, según datos refrendados por Gallup.

El cambio es difícil. Pero en estos días es obligatorio e inevitable. Sin embargo, todavía vemos a muchos gerentes recurriendo a un estilo de control y mando, con un enfoque en las debilidades y poco tiempo para las personas.

El resultado es la pérdida de productividad y una fuerza de trabajo poco comprometida.

Por ejemplo, puede parecer más rápido y más efectivo entregar a los empleados de atención al cliente el manual de políticas de la empresa y pedirles que sigan las reglas, en lugar de dedicar tiempo a asesorarlos sobre cómo escuchar realmente los comentarios de los clientes y usar sus fortalezas para construir la lealtad del cliente.

La mayoría de los miembros del equipo quieren hacer lo correcto, pero es posible que no tengan tus conocimientos o años de experiencia.

En el libro, It’s The Manager  de Jim Clifton y Jim Harter, líderes de Gallup, han recopilado comentarios del estudio más grande de su tipo, incluyendo más de 37 millones de personas de empresas de todo el mundo.

Dice que aún nos queda un largo camino por recorrer para mejorar la cultura en el lugar de trabajo y para aumentar el compromiso en el lugar de trabajo desde el sombrío nivel mundial actual del 15%.

Proporcionan abundantes detalles y ejemplos, pero resumen los seis cambios principales en la cultura que todos debemos reconocer y adaptar, impulsados ​​más claramente por el creciente porcentaje de la generación del milenio y la Generación Z:

1. Los empleados necesitan un propósito, así como una compensación.

Para un número creciente de trabajadores en la actualidad, la compensación es importante y debe ser justa, pero ya no es su principal motivación. El énfasis para estas personas ha cambiado de solo un cheque de pago a buscar un significado, y también una cultura alineada con sus valores.

2. Los miembros del equipo quieren desarrollo y satisfacción.

El solo hecho de ofrecer beneficios, como las máquinas de café y las mesas de ping pong, no crea un compromiso duradero con el equipo. Quieren desarrollo personal y profesional. Eso significa que necesita identificar los objetivos correctos para cada empleado, desarrollar un plan y comprometerse a llevar sus carreras al siguiente nivel.

Si tiene un empleado potencialmente preparado para la dirección, incluirlo en programas de mentoring puede ser una excelente manera de ofrecerle una visión más amplia, mientras aún están aprendiendo en su función actual.

También es una excelente manera para que los empleados exploren formalmente las oportunidades potenciales de carrera internamente, antes de saltar a un competidor.

3. Tu gente esperará más coaches que jefes.

Exigen ser valorados como individuos, y entrenados para comprender y desarrollar sus fortalezas, en lugar de ser tratados como soldados y dirigidos a marchar a la batalla.

Los mejores gerentes brindan comentarios específicos en sus áreas de experiencia y facilitan conexiones con otros que están mejor preparados para la tarea.

4. Quieren conversaciones continuas, no solo revisiones anuales.

Con la tecnología moderna, los empleados se comunican constantemente con las personas que cuentan, y esperan que sus gerentes hagan lo mismo.

Las revisiones anuales solas nunca han funcionado como un sustituto de la retroalimentación regular sobre las cosas bien hechas y no tan bien hechas. Conoce a los miembros del equipo en su propio terreno.

5. No te fijes en las debilidades del equipo, capitaliza las fortalezas.

La investigación de Gallup muestra que las debilidades casi nunca se convierten en fortalezas, mientras que las fortalezas se desarrollan infinitamente.

Necesitas reconocer y comprender las debilidades, pero doblar las fortalezas. Una cultura basada en fortalezas también te ayudará a atraer y mantener a los miembros del equipo estrella.

6. Un trabajo ya no puede ser tratado como un trabajo, es tu vida.

Todos los empleados pasan la mayor parte de sus horas de vigilia en el trabajo. Para su compromiso, esperan apoyo, relaciones, aprecio y satisfacción. Con los trabajadores ahora en múltiples ubicaciones, incluyendo el hogar, la oficina y en todo el mundo, es imposible separar el trabajo de la vida.

Incluso las mejores estrategias fracasarán en última instancia sin la cultura empresarial adecuada y los buenos gerentes, para brindarles a los empleados lo que más desean: un excelente trabajo y una gran vida.

Gestionar personas es mucho más difícil que administrar tecnología, pero al final es mucho más satisfactorio. Nunca es demasiado tarde para empezar.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

Directora de Consultoría de RR. HH. en Human Performance.

Te invito a visitar mi perfil completo.

Deja un comentario