5 Impactos y retos para RR.HH.

El impacto de COVID-19 en el mundo del trabajo está siendo relevante, pero también las oportunidades que genera.

Las organizaciones se enfrentan a una situación excepcional, en la que los riesgos se multiplican y afectan a la economía, a la salud y también de manera importante a la gestión de personas.

Se ha abierto un nuevo escenario de organización y relación con los colaboradores; y los nuevos retos requieren una respuesta efectiva desde los profesionales de RR.HH.

Apuntamos 5 temas que han supuesto un gran impacto en este 2020 para RR.HH. y que seguirán siendo grandes retos para el 2021:

1 – Apoyar a los empleados conduce a mejores resultados de negocio.

Las organizaciones que han tomado decisiones inteligentes sobre su talento en los últimos meses han obtenido mejores resultados. En particular, las estrategias de apoyo a los trabajadores esenciales, el aumento de inversión en infraestructura y tecnología, la redistribución de los trabajadores a nuevas funciones y la formación y desarrollo de las nuevas habilidades necesarias.

2 – El uso de la tecnología está cambiando rápidamente.

La innovación y la flexibilidad se han convertido en elementos esenciales de la tecnología para recursos humanos.  A medida que más personas trabajan desde casa, se reúnen y realizan transacciones comerciales y personales de forma remota, las organizaciones han adoptado una serie de nuevas tecnologías virtuales.

No olvidemos, sin embargo, que la tecnología es tan buena como las personas que la utilizan.

Es importante formar a todos los que tienen acceso a sus plataformas tecnológicas en las mejores prácticas. No debemos limitar la formación a la información de “cómo”. También es necesario cubrir aspectos como habilidades, políticas y procedimientos relacionados con la tecnología y las barreras que puede suponer si no se manejan de manera adecuada.

3 – El equilibrio entre el trabajo y la vida personal es cosa del pasado.

Uno de los principales impactos de la pandemia en recursos humanos ha sido en gran medida el trabajo remoto. A medida que la pandemia se prolongue y más empresas adopten el teletrabajo a largo plazo, será necesario implementar herramientas que ayuden a abordar el estrés, la ansiedad y las preocupaciones económicas de los trabajadores, todo mientras no deja de impulsarse la productividad.

La frase “trabajo remoto” es ya un término común para la búsqueda de empleo, ya que los candidatos dejan de buscar puestos geográficamente limitados. Es una variable más que ya se está considerando en la búsqueda de empleo.

Para aquellas personas que continúen teletrabajando, dependerá de los líderes de recursos humanos ayudarlos a desarrollar las habilidades que necesitan para integrar el trabajo y la vida a largo plazo.

Anticipar los impactos que el trabajo remoto puede tener en las personas es una oportunidad para que los líderes de recursos humanos generen cambios, lo que debería ser uno de sus objetivos en los próximos meses.

4 – La empatía debe impulsar las decisiones futuras de recursos humanos.

La pandemia ha hecho que el trabajo que hacemos sea más humano. La gente sabe que habrá perros ladrando y niños gritando. Muchas personas inicialmente buscaron mantener la división entre el trabajo y la vida hogareña, pero eso finalmente resultaba demasiado angustioso.

Derribar esas barreras ha hecho florecer la empatía. Todas las llamadas ahora comienzan con “¿Cómo estás? ¿Cómo está la familia? ¿Cómo están los niños? “. Y termina con” Cuídate”. Esto ha cambiado y una vez que acabe la pandemia, uno de los objetivos de RR.HH. debería ser que siga fluyendo la empatía mientras volvemos a la “nueva normalidad”, sea cual sea.

5 – Este es el momento de la Formación y el Desarrollo

El aprendizaje basado en habilidades está creciendo y también las herramientas que ofrecen tanto micro como macro aprendizaje. Los rápidos cambios de 2020 han sido un catalizador del aprendizaje y las empresas deberían abordar los muchos retos del 2021 como oportunidades de aprendizaje vitales.

Por otra parte, en ocasiones es posible que pensemos que las prioridades son otras, la gente está ocupada, trabaja desde casa y bastante trabajo supone mantener la actividad y cuidar la seguridad y salud de todos. La realidad es que ofrecer formación a todos los colaboradores sigue siendo fundamental en momentos como estos.

Necesitamos seguir ofreciendo formación y actualizarla, incluyendo aspectos relacionados con el trabajo remoto y el uso de métodos virtuales de comunicación. Puede ayudar a los colaboradores a sentirse más cómodos en el trabajo, crear un entorno más inclusivo y ayudar a proteger el negocio.

COVID-19 está cambiando la forma de trabajar, pero es importante mantener la formación como una de las prioridades. Hacerlo ayudará a garantizar que la organización siga avanzando de la manera más segura y eficiente posible.


Desde Human Performance podemos ampliarte esta información y, si lo consideras oportuno, compartir contigo ideas y experiencias sobre este tema. Ponte en contacto con nosotros  y nuestro equipo profesional te atenderá encantado.

Si te ha gustado esta entrada, y deseas recibir todos nuestros artículos cómodamente en tu email, te invitamos a suscribirte a nuestro blog

Deja un comentario